Te sorprendería saber que uno de cada diez hombres sufre de disfunción eréctil, no estás sólo en el mundo, ni eres el único que tiene problemas en la intimidad. La impotencia sexual es más común de lo que crees, se estima que más de 30 millones de europeos sufren de esta enfermedad. Lo peor es que, la cifra sigue en aumento.

Los números no pueden expresar lo incapacitante, deprimente y hasta estresante que puede ser lidiar con problemas de desempeño sexual. Sin embargo, la aceptación y el estudio de la disfunción eréctil puede ayudarte a vencerla, ya que no todos los hombres tienen impotencia sexual por la misma causa, debes analizar que la desencadena en tu cuerpo.

Por todo lo anterior, hoy hablaremos de la disfunción eréctil sin tapujos ni tabúes, adentrándonos en sus causas, tratamientos y demás. Tú tienes derecho a una vida sexual plena y placentera, vence la disfunción eréctil ¡Ya! te ayudamos con la información más asertiva.

¿Qué es la disfunción eréctil?

Es importante definir adecuadamente la DE o disfunción eréctil, también conocida como impotencia sexual. Debido a que muchos hombres no saben cuándo la están padeciendo.

Lo primero que debes saber es que, la disfunción sexual ocurre cuando eres incapaz de tener una erección dura. Necesitas que tu miembro tenga cierto endurecimiento para lograr la penetración; para recibir y dar placer.

La disfunción eréctil está presente también cuando logras la erección, pero esta no tiene la duración suficiente ni la fortaleza para iniciar la penetración.

En ambos casos ocurre impotencia sexual, pero esta sólo se considera un problema cuando es reincidente. Es decir, cuando ocurre de manera frecuente, tan frecuente que ya no disfrutas de una vida sexual plena.

¿Cuándo no es disfunción eréctil?

Cuando un hombre tiene relaciones sexuales y eyacula muy rápido, esto no se considera disfunción eréctil, sino eyaculación precoz.

De la misma forma sucede cuando el deseo sexual en el hombre disminuye; esto es baja libido, no impotencia sexual. Si bien en muchos casos de disfunción eréctil uno de los síntomas es la reducción del deseo sexual, está por sí sola no se considera DE.

Asimismo, si estás cansado o estresado y no pudiste lograr una erección, no necesariamente sea disfunción eréctil. Puede ser un episodio aislado porque te sentías indispuesto o emocionalmente no estabas preparado para tener relaciones.

Síntomas de la disfunción eréctil

¿Cómo saber si tengo disfunción eréctil? Pues tienes algunos de estos tres síntomas:

  • 1. Puedo tener erecciones, pero no siempre, aunque mi deseo sexual este al máximo. La mayoría de las veces no logro la erección así este muy excitado.
  • 2. Tengo erecciones, pero no lo suficientemente duras para lograr la penetración. Normalmente no duran lo suficiente para tener relaciones sexuales placenteras.
  • 3. No puedo tener erección por más excitado que este.

Si te sientes identificado con algunos de los tres casos presentados, es muy probable que estés sufriendo de disfunción eréctil.

Causas de la disfunción eréctil

Lograr una erección no es un proceso sencillo, muchos órganos de tu cuerpo trabajan arduamente en esta tarea, no se trata solo de tu pene.

Básicamente en la producción de erecciones trabajan: el cerebro, las hormonas, el sistema cardiovascular, los nervios, los músculos y muchos más órganos. Si tienes un problema en alguno de los mencionados simplemente tener una erección de calidad se te dificultad.

Es importante que sepas que la disfunción eréctil no determina tu masculinidad ni ocurre por falta de hombría. Quitarle ese estigma a la DE es importante, para poder tratarla adecuadamente.

¿Qué puede originar disfunción eréctil?

Las causas de la DE son variadas, esta puede originarse por:

  • Presencia de ciertas enfermedades como la diabetes, problemas cardiovasculares, esclerosis múltiple, Parkinson, enfermedad de Peyronie, ateroesclerosis y otras.
  • Niveles de colesterol muy altos.
  • Problemas emocionales, como: depresión, ansiedad, estrés y otros trastornos.
  • Tener problemas con tu pareja puede desencadenar disfunción eréctil.
  • La presión arterial alta.
  • Problemas hormonales y baja producción de testosterona.
  • La obesidad puede causar problemas de impotencia sexual.
  • Tomar algunos medicamentos pueden disminuir el deseo sexual y también repercutir en la calidad de tus erecciones.
  • Malos hábitos de vida, como: fumar, beber, abuso de drogas, entre otros.
  • Problemas del sueño, estar cansado o anémico puede ocasionar disfunción eréctil.
  • Una mala alimentación.
  • Los tratamientos contra el cáncer de próstata y el agrandamiento de este órgano.
  • Tener lesiones en la zona pélvica o en la medula espinal.

Como verás hay muchos detonantes para disfunción eréctil, no tiene que ver absolutamente nada con falta de masculinidad y en ocasiones es importante que consultes a tu médico; te podría estar avisando de graves problemas de salud como diabetes, Parkinson y problemas cardiovasculares.

La vejez no es un detonante de la disfunción eréctil

Si bien al envejecer ciertas funciones del cuerpo varían su ritmo, no necesariamente significa la muerte de tu vida sexual. Es un mito que cuando envejeces ya no puedes lograr erecciones potentes.

Si eres un adulto mayor probablemente requerirás de más estimulación sexual, pero si gozas de buena salud tu vida sexual no se acaba luego de los 50 años o más.

Cambia tu vida, tips para acabar la disfunción eréctil

Sabiendo que puede originar la disfunción eréctil, busquemos ahora la solución a este gran problema.

Consulta a tu médico ¡URGENTE!

Entre las cuestiones que pueden ocasionar DE se encuentran muchas enfermedades. Debes hacerte un chequeo médico, que revise los niveles de azúcar en la sangre, tu colesterol y triglicérido. Asimismo, cobra real importancia revisar el funcionamiento de la próstata.

Sal de dudas y revisa tu corazón también.

La disfunción eréctil puede ser un síntoma de una enfermedad grave, revísate y evita la agudización de la condición.

Cambia tu estilo de vida, el mejor tratamiento para la disfunción eréctil

Si haces unos cambios básicos en tu estilo de vida puedes disminuir la incidencia en la disfunción eréctil.

Lo primero que debes hacer es mejorar tu alimentación, trata de nutrirte comiendo muchas verduras verdes, pescados azules, entre otros. Una alimentación saludable es el secreto de una vida más plena y feliz.

Debes ejercitarte al menos unas tres veces por semana, esto te permite lidiar mejor con el estrés. Además, mejora la producción de testosterona y la liberación de óxido nítrico; ambos fundamentales para lograr erecciones potentes.

Beber, fumar o usar drogas dañan tu cuerpo y pueden ocasionar DE.

Si tienes problemas emocionales o trastornos mentales es importante que los atiendas, trata de practicar la meditación, el yoga o alguna otra técnica que te ayude a lidiar con el estrés y los estados emocionales alterados.

También es importante que revises con tu médico todos los fármacos que consumes, ya que alguno de estos puede estar ocasionando la disfunción eréctil.

Duerme al menos ocho horas al día, un buen descanso es muy beneficioso para tu salud.

No te resignes y tomas medidas contra la disfunción eréctil

Tú no tienes que vivir con disfunción eréctil, hoy en día existen fármacos, suplementos y hasta geles y cremas que te ayudan a lograr una buena erección. Asimismo, si haces cambios positivos en tu vida verás que en poco tiempo se reactiva tu vida sexual.

Tratamientos para la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es muy difícil de erradicar, porque puede ser desencadenada por múltiples problemas. Si has visitado a tu médico y hecho cambios en tu vida, pero aun no has podido vencer la disfunción eréctil es hora de que conozcas algunos de los tratamientos recomendados para acabar con la impotencia.

Tratamiento psicológico para disfunción eréctil, asesoramiento psiquiátrico

Normalmente la disfunción eréctil en hombres jóvenes tiene un detonante emocional, por lo que es importante recibir tratamiento psicológico.

Asimismo, si has sufrido de impotencia sexual por problemas físico seguramente ha repercutido en tu salud mental. Por lo anterior, debes buscar ayuda.

Medicamentos para desequilibrios hormonales DE

Si tienes problemas para generar ciertas hormonas se recomienda un tratamiento hormonal, que puede incluir parche, píldoras e inyecciones.

En este punto hay extractos naturales, como: el tribulus terrestris y la maca peruana que pueden incrementar la producción de testosterona, pero realmente no hay estudios que demuestren su eficacia.

Fármacos para la disfunción eréctil

Son los más usados y populares, pero es importante que tengas claro que: estos no curan la disfunción, sólo la enmascaran; te permiten tener erección por un corto tiempo y el problema sigue persistiendo. Lo peor es que, tienen muchos efectos secundarios.

Hay diferentes tipos de fármacos.

En un inicio y hasta el año 2003 solo se administraba viagra para tratar este problema. Sin embargo, hoy existen otros medicamentos como el Levitra, que tienen menos efectos secundarios y vienen con menores concentraciones del principio activo.

¿Cómo funcionan los fármacos para la DE?

Medicamentos como el Levitra y el viagra inhiben ciertas hormonas y ayudan a enviar sangre a los genitales. Esto ocasiona erecciones más fuertes y prolongadas.

Solo funcionan si los tomas, pero tienen muchos efectos secundarios molestos, como:

  • Cefaleas fuertes
  • Enrojecimiento, sensación de cosquilleo
  • Problemas de presión arterial
  • Siente que tu corazón está acelerado
  • También puedes padecer de desvanecimientos y más

Asimismo, estos medicamentos interactúan negativamente con gran cantidad de fármacos y, si tienes ciertas condiciones médicas preexistente no puedes usarlos.

La mayor ventaja de los fármacos es: dan resultados inmediatos y son efectivos en la mayoría de los casos. No obstante, consulta a tu médico antes de usar cualquiera de estos medicamentos para la impotencia.

¿Cómo se toma el viagra, el Levitra y otros medicamentos similares?

Simplemente se ingiere una pastilla uno hora antes de tener relaciones sexuales, este tipo de medicamentos requieren de estimulación sexual para lograr la erección.

Aplicación de medicamentos directamente en los genitales DE

Tu puedes aplicar terapia trans-uretral, es decir; aplicar medicamentos directamente en la uretra (conducto por donde pasa el orine). De la misma forma puedes inyectar en el pene ciertos fármacos.

Al igual que los fármacos orales solo funcionan cuando se usan, tienen efectos temporales.

Implantes en pene y aparatos de vacío como tratamiento DE

En cuanto a los implantes para disfunción eréctil hay diversos tipos, entre los cuales resaltan:

  • Implantes hidráulicos
  • Prótesis
  • Implantes plásticos hinchables

Todos estos requieren cirugías cargadas de riesgos, que en ocasiones lesionan el pene y son irreversibles.

Por otra parte, los aparatos de vacíos son cilindros que se colocan en el pene. Estos sacan el aire, dejando tu pene al vacío. Lo anterior, hace que la sangre llegue más rápidamente y cree una erección.

Otras cirugías para disfunción eréctil

Costosas y poco efectivas las cirugías para DE se han dejado de usar.

Básicamente con estas se busca bloquear ciertas venas que extraen la sangre del pene. Lo anterior, permite mejor flujo sanguíneo y, por ende, erecciones más fuertes.

Suplementos naturales y cremas

En la actualidad ciertos extractos se han convertido en un BOOM, suplementos de: tribulus terrestris, ginkgo biloba, ginseng, maca peruana y otros muchos más son usados con la esperanza de devolverle la salud sexual al hombre.

Pese a lo anterior, muchos de estos suplementos, geles y cremas naturales no cuentan con estudios que demuestren su eficacia. Sin embargo, son una gran opción porque tienen menos efectos secundarios que los demás tratamientos para la disfunción eréctil.

¿Puedo vencer la disfunción eréctil?

Sí, tú puedes erradicar la disfunción eréctil de tu vida. Sólo debes buscar que la origina, una vez que sepas que la ocasiona busca un tratamiento acorde.

Si tienes alguna duda ¡Contáctanos! Con gusto te acercamos a una vida sexual más plena y satisfactoria…